24 de marzo de 2017

Bastidor para Aysha

Hello babies!

A veces empiezo la semana en jueves, qué le vamos a hacer... Pero es que esto de no estar trabajando y tener tanto tiempo libre para "volver a casa" hace que me pasen los días y realmente no sepa en qué día vivo. Que si me bajo el fin de semana hasta el miércoles, que si luego me quedo 10 días... No si se puede decir que estoy aprovechando bien este break ;)

Y, claro, al estar en Barcelona aprovecho para ver a todas mis amigas y quedar con ellas. Y eso me deja poco tiempo de estar en casa. Y si a ello le sumamos que ya no me llevo el portátil porque a estas alturas del embarazo, aunque no me siento pesada, noto que no puedo llevar tanto peso. Y no quiero deciros cómo es el pc que está en casa de mi madre, que abres dos pestañas y se bloquea hasta el microondas.

Así que hasta que no piso tierra de cierzo no puedo ponerme manos a la obra con el blog ☺

Pero no sufráis que ahora que me encuentro bien tengo muchas cosas en mente y ganas de ponerme a ello. Sólo me falta dejar de posponer las cosas (¿eso no se llama procastinación?) y hacerlas. Que al final cuánto más tiempo libre tienes más lo dedicas a estar relajada en el sofá. Que sí, que está muy bien un rato pero... hay que hacer cosas.

En Navidades probé a hacer algo diferente que me encargaron: un bastidor decorado para poner una foto. Al principio pensé "¡claro! ¡vamos a por ello!" luego me fueron surgiendo las dudas hasta que lo tuve entre las manos y empecé a pensar qué hacer. el encargo era sencillo: un bastidor para la primeriza abuela que cuadrara con los colores del dormitorio y fuera bonito pero no se viera infantil. ¡Ahí es ná! Pero después de muchas pruebas y de consultarlo por whatsapp... salió esto:



Realmente el papel negro que veis lo puse sólo para que supieran dónde iba a ir la foto y así se viera el conjunto, pero no forma parte del bastidor en sí. ¿Qué os parece? A la abuela le encantó así que... yo satisfecha  ☺

¡Besotes!


No hay comentarios :

Publicar un comentario